Saber lo que sentimos

Vivimos en un mundo que corre, va muy deprisa, y a veces vamos incluso con la lengua fuera.

En esta sociedad de prisas, de repente uno se da cuenta de que necesita una paradita en el camino. Coger aire, respirar y dejarse sentir per ¿Cómo es eso?

Hace una semana, una paciente adolescente me comentaba que él sabía que estaba enfadado porque los demás le decían que estaba enfadado, pero no por sí mismo. Y entonces me preguntaba que ¿Cómo se siente el enfado? o ¿El miedo?, al explicarle la experiencia se quedaba sorprendido y me dijo pues yo no siento nada de eso.

Este es el resultado de esas prisas, de ese no llegar a tiempo o al nivel, de correr y aparentar… al fin y al cabo de exigencias. Y volviendo a la pregunta del principio ¿Cómo podemos parar?

Aquí os dejamos las claves más importantes de la toma de contacto con uno mismo y por supuesto con el mundo.

1.       PARATE: Toma conciencia del ritmo que llevas y dedícate unos minutos.

2.       RESPIRA: Es momento de llenar tus pulmones profundamente y dejarte llevar por el placer de tener tiempo de respirar.

3.       OBSERVA: Lo que te rodea es importante, da igual si el paisaje es idílico o por el contrario es una pared, o una oficina, lo importante es ser consciente de donde estoy aquí y ahora.

4.       PERCIBE: utiliza tus sentidos para entrar en contacto con el momento presente. Escuchas los sonidos que te envuelven, el olor de ese lugar, las texturas de las cosas que tocas.

5.       SIENTE: siente por completo todo lo que te está pasando en ese minuto, ¿Cómo te hace sentir todo lo que te rodea? ¿Cómo estas tu ahí en ese mismo momento?

6.       NO JUZGUES: tu experiencia siempre es válida, no es mejor la experiencia si me hace sentir bien, o por el contrario no es peor por hacerme sentir mal. Las experiencias son lo que son experiencias, ni buenas ni malas, es tu mente la que las juzga y nos engaña. Aquellas emociones que tachamos de negativas no lo son, son tan necesarias como las que tachamos de positivas, pues ambas forman parte de la vida y nos hacen sentir vivos, solo los muertos no sienten, asi que alégrate de estar vivo sintiendo tu presente.

Venimos aquí a vivir, no pierdas el tiempo intentando conseguirlo, HAZLO POSIBLE AHORA.